¿Qué rocas forman la superficie del planeta Marte?

25045 Perseverance Mars Rover Instrument Labels web
Rover Perseverance y sus instrumentos incorporados
Sherloc: Espectrómetro UV, Pixl: Espectrómetro de rayos X, Meda: Estación meteorológica, SupeCam: cámara láser, Mastcam-Z: Cámaras panorámicas, RIMFAX: Radar subsuperficial y MOXIE: Productor de Oxígeno.
@NASA/JPL-Caltech

La misión de la Nasa “Perseverance” aterrizó el 18 de febrero de 2021 en el crater Jezero en el planeta Marte, y tiene como objetivo caracterizar la geología, investigar el registro climático del planeta y buscar posibles evidencias de vida en las rocas en épocas cuando Marte tuvo condiciones más favorables para su desarrollo. Las misiones de la nasa en Marte buscan seleccionar y recolectar cerca de 35 muestras de rocas, para ser transportadas a la tierra para su análisis.

Jezero es el nombre de un cráter de 45 km de diámetro el cual fue fotografiado desde la orbita de Marte, el cual se encuentra en un lago abierto y cuya edad es probablemente de 3.500 millones de años. El planeta Marte está compuesto por rocas ígneas y sedimentarias, que se formaron desde el origen del planeta (4600Ma) hasta hace unos 2.200 millones de años. Un cambio climático dejó a Marte en su actual estado frío y seco. En la Tierra, las rocas sedimentarias de edad similar al crater Jezero, contienen evidencias de vida microbiana. Por este motivo el crater fue seleccionado para que el rover Perseverance descendiera en él e investigara su composición.

26991 PIA24922 web
Crater Jezero y la ubicación del Perseverance.

Las rocas que forman el cráter del Jezero se agrupan en dos unidades geológicas: la formación Máaz y la formación Séítah. Las observaciones de Perseverance muestran que las rocas de Máaz están formadas por cristales entrelazados de piroxeno y plagioclasa, esto sugiere que Máaz es una unidad ígnea que se enfrió lentamente. Por el contrario, la mayoría de las rocas de Séítah son muy ricas en magnesio y están formadas por cristales de olivino de 2 a 3 mm de diámetro densamente empaquetados, rodeados de piroxeno. Estas propiedades indican la acumulación de olivino cerca de la base de un cuerpo magmático, como una intrusión o un flujo de lava. El radar de penetración terrestre (RIMFAX) indica que las rocas de Séítah están debajo la formación Máaz. Las rocas de ambas formaciones presentan carbonatos y sulfatos que indican la erosión de las rocas ígneas ricas en olivino y piroxeno en contacto con agua. Se recogieron muestras de ambas unidades geológicas las que se almacenaron en tubos ultraligeros, para su posible transporte a la Tierra en futuras misiones a principios de la década de 2030.

Si bien, aun no existen evidencias de restos químicos o fósiles de vida microbiana en Marte, el estudios de las rocas ígneas y sedimentarias permiten comparar las condiciones de formación esas rocas con las evidencias que existen en la tierra, cuando ambos planetas tuvieron condiciones favorables para la vida.